Inicio | > Vacunación antirrábica

Vacunación antirrábica

Según la Ley 11/2003, de 24 de noviembre, de Protección de Animales, será obligatoria la vacunación antirrábica de los perros, gatos y hurones debiéndose efectuar la primera vacunación a partir de los tres meses de edad de los animales. Igualmente deberán ser revacunados a los treinta días posteriores a la primera. La frecuencia de la vacunación, dependerá de cada Comunidad Autónoma.

La vacunación deberá efectuarse por veterinarios/as autorizados/as. Esta actuación incluirá además los siguientes aspectos:

1.-Comprobar la identificación y el registro del animal de acuerdo con la normativa vigente, siendo ambos requisitos obligatorios y previos a la vacunación.

2.-Cumplimentar la correspondiente cartilla sanitaria.

3.-Cumplimentar la actuación en la correspondiente ficha clínica veterinaria. La anotación de la vacunación en la ficha clínica generará un número de vacunación único para cada acto, que será anotado en la cartilla sanitaria junto a la fecha y tipo de vacuna, además de ser dado de alta en el Registro Andaluz de Identificación Animal (RAIA), haciendo así constancia de la vacunación antirrábica de dicho animal.

Las mascotas vacunadas contra la rabia llevarán una chapa identificativa con el lema “Vacunación antirrábica y el año de la vacunación”. Las chapas suelen ser facilitadas por los veterinarios autorizados en el momento de la vacunación, junto con el sello que debe aparecer obligatoriamente en el pasaporte del animal vacunado. Esta iniciativa parte del Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Veterinarios.

El color de la chapa de vacunación antirrábica cambia cada año. Así, las personas poseedoras de perros, gatos y hurones podrán demostrar rápidamente que su animal de compañía ha sido vacunado contra la rabia. No es obligatorio que los animales vacunados porten la chapa de identificación de la vacuna, aunque desde los diferentes Colegios Provinciales de Veterinarios recomiendan su uso por las ventajas que implica. Esto no supone coste adicional para los propietarios de animales vacunados.